Almohalla 51

La casa

Nuestra prioridad ha sido conservar su esencia, por eso, quisimos transformar lo que en su día fue un casa típica Andaluza pero con todas las comodidades de una casa rural de alta categoría. Dando vida a sus vigas de madera y restaurando las escaleras y puertas originales. El mobiliario de calidad y diseño, tiene distintos estilos y acabados, conformando una perfecta combinación entre lo antiguo y lo moderno.

El resultado, una coqueta y confortable casa rural, situada en un entorno privilegiado, y muy cerca de las principales ciudades Andaluzas, así fue como en el verano del año 2012, abrimos las puertas de Almohalla 51.

Perfectamente diseñado

Relajado e íntimo, con estilo.

Podemos decir que la ubicación del hotel y la distribución de sus habitaciones ha sido elegido con mucho mimo y cuidando hasta el último detalle, por ello, quisimos que los salones del hotel tuvieran una chimenea propia para que en invierno pueda sentarse delante de ella y relajarse. Además todas las habitaciones tienen calefacción y toda la comodidad que necesita para disfrutar de un buen descanso.

En verano, el hotel cuenta con una zona de relax y donde tomar un relajante baño en la piscina, una zona perfecta para tomar una copa y admirar las preciosas vistas hacia la Vega de Antequera mientras se pone el sol.

El hotel además cuenta con patios colindantes al área de la piscina y con una vistas espectaculares, y es que desde aquí podrás observar el famoso Santuario de la Virgen de Gracia, el cual fue en su origen una mezquita árabe (la única conservada en la provincia) que los cristianos adaptaron tras la conquista.

Mira este video sobre Almohalla 51.

No se permiten a niños menores de 14 años a no ser que se alquile la totalidad del hotel que tendrá que ser como mínimo de 4 noches y será alojamiento, desayuno y cena. La casa cuenta con muchas escaleras y podría ser difícil moverse para gente con problemas de movilidad.